¿QUÉ ES LA DISTIMIA?

La característica primordial del trastorno distímico es un estado anímico crónicamente deprimido que está presente la mayoría del día, la mayor parte de los días a lo largo de al menos dos años.

En el caso de los niños y adolescentes, el estado anímico puede ser irritable más que depresivo y con una duración de por lo menos 1 año.

Además de esto deben darse por lo menos dos síntomas de los siguientes:

• Cambios en el apetito o en el peso. Por norma general el apetito se reduce y el sujeto tiene que hacer esfuerzos para comer. En otros casos se acrecienta el hambre, con apetencia por determinadas sustancias como los dulces y otros hidratos de carbono.

• Cambios en el sueño. Lo más propio es el insomnio medio que consiste en despertarse a medianoche y ya no poder dormir y asimismo el insomnio tardío que es el despertarse a primeras horas de la mañana antes de la hora normal de despertar. Menos habitualmente se genera el insomnio inicial, al no poder conciliar el sueño o bien la hipersomnia que consiste en dormir más horas de lo normal por la noche e inclusive de día.

• Falta de energía, cansancio y fatiga.

• Baja autoestima.

• Dificultad para mantener la atención, reflexionar y decidir. Aumentan las distracciones y hay pérdida de memoria.

• Sentimientos de desesperanza.

A lo largo del periodo de dos años (1 año para pequeños y adolescentes), los intervalos libres de síntomas no son superiores a dos meses. A fin de que se pueda establecer el diagnóstico de trastorno distímico no puede haber aparecido un episodio depresivo antes o a lo largo de la aparición del distímico (en tal caso tenemos un trastorno depresivo mayor).

Artículos del Blog
Foros
Páginas web de interés
© 2009 Centro de Psicólogía Clínica Nicolás Moreno. Todos los derechos reservados. Aviso Legal | Política Privacidad. Vers.Resp.7nov16
Centro autorizado por la Junta de Andalucía (NICA 43666)